fbpx
Saltar al contenido

¿Furgoneta o autocaravana? Cuál elegir

furgoneta o autocaravana

¿Qué es mejor? ¿Una furgoneta camper o una autocaravana? La respuesta es que, para gustos los colores…y las necesidades.

Si estás buscando casa sobre ruedas y no sabes cuál elegir, te vamos a explicar las diferencias en los principales aspectos que consideramos hay que tener en cuenta a la hora de adquirir una u otra. Y también te daremos nuestra opinión personal, que nos gusta mojarnos 😉.

Tamaño y movilidad

Por regla general, las furgonetas suelen ser más pequeñas que las autocaravanas, por lo que podemos recorrer caminos sinuosos (aunque, obviamente, no como un coche) y tenemos más movilidad en ciudades o pueblos.
Si te gusta más la aventura y la montaña, una autocaravana no es recomendable por su construcción ni por su tamaño.
Aun así, te podemos decir por experiencia que no es lo mejor meter a una furgoneta de gran tamaño por sitios escarpados, para eso ya están las 4×4. 🙂 

Precio

Comparándolas con la misma antigüedad y el mismo número de kilómetros, las furgonetas son más baratas que las autocaravanas, aunque no hay una gran diferencia. Como siempre, depende del tamaño y del equipamiento interior que tenga cada una.

Gasto de combustible

Hilando con el punto anterior, a mayor tamaño, mayor gasto de combustible. Por lo que, por lo general, las furgonetas gastan menos diésel que las autocaravanas.

Puertas traseras

Para nosotras, algo muy importante es la amplitud y luminosidad que nos da la furgoneta cuando abrimos las puertas traseras y la puerta lateral corredera. Nos da la vida estar aparcadas en zona de playa o de montaña, abrir las puertas y ¡disfrutar de unas vistas maravillosas! 🤩
Las autocaravanas, en cambio, no tienen esa suerte porque tienen una puerta lateral estrecha y carecen de puertas de atrás.

Personalización

Tanto si te haces con una furgoneta de serie o con una autocaravana, ambas van a estar ya equipadas por dentro y va a haber poco margen para la personalización. Pero siempre puedes comprar una furgoneta vacía y camperizarla tú misma/o, cosa imposible con una autocaravana.

Aquí te contamos nuestra experiencia camperizando nuestra furgo.

Comodidad

Es lógico pensar que a mayor tamaño, más comodidad debido a que hay más espacio.
Y en esto, posiblemente ganen las autocaravanas: tienen más anchura y más longitud.
Por lo que hemos visto en otras autocaravanas en nuestros viajes, el espacio de almacenamiento es notablemente mayor que en las furgos.

Nuestra opinión y experiencia buscando una furgoneta

Como ya sabes (o no), nosotras tenemos una furgoneta Citroen Jumper camperizada, lo cual fue una auténtica aventura

Nunca se nos pasó por la cabeza comprar una autocaravana, la verdad.
Al principio dudamos si una furgo ya camperizada o completamente vacía, pero la AC no estuvo sobre la mesa porque (ahora mismo, nunca se sabe en un futuro), creemos que no cubriría algunas necesidades esenciales.

Nuestra búsqueda de furgoneta fue un poco llena de vaivenes.
Resuelta la primera duda de si comprarla camperizada o no, apareció una nueva conforme íbamos buscando. 

Partíamos de un presupuesto máximo, y con él teníamos dos opciones: comprar una furgoneta más barata, pero más antigua y con muchos kilómetros, o comprar una más actual y que no haya tenido tanto uso, pero más cara.

La verdad que esta cuestión, la teníamos un poco más clara que la anterior, queremos que la furgoneta nos dure muchos años, y nos daba miedo la posibilidad de que nos pudiera dejar tiradas en poco tiempo, así que nos decantamos por pagar un poco más, pero que fuera bastante actual y con no muchos kilómetros.
Se nos pasó por la cabeza buscarla nueva, que no fuera de segunda mano, pero estas sí que se alejaban de nuestro presupuesto 🙁

Con esto claro, ¿y las medidas?

Al principio pensamos que con una L2H2 teníamos suficiente de espacio, pero no fue hasta que nos enseñaron una por dentro que rechazamos la idea completamente.
Dentro de ella, nos dio un poco de agobio y, cuando imaginamos la distribución que queríamos, nos dimos cuenta de que necesitábamos una furgoneta más grande.

Es cierto que dentro del tamaño L2H2 hay algunas diferencias dependiendo de la marca, pero de todas maneras, descartamos estas medidas.

Así que pensamos en irnos a por una L3H2, que nos daba más espacio, y lo notamos un montón en cuanto fuimos a verlas en persona.

Buscar furgoneta no es tarea fácil, te decimos desde ya que hay que tener paciencia, hay que informarse bien de todo y hay que ser bastante avispadas/os. (Que hay mucho tramposo suelto y tuvimos un par de experiencias “raras”).

Al final, nuestra elección fue esta Citroen Jumper L3H2, del año 2019 y 100.000 kms.

Como última recomendación, si decides comprarte una furgoneta de segunda mano como nosotras, tienes que revisarlo TODO: los óxidos en el chasis y en el interior, el desgaste de ruedas, que todo funcione correctamente, y todo tipo de revisión que haga falta.

Si quieres saber los pros y contras de vivir viajando en furgoneta camper, en este vídeo te contamos nuestra experiencia después de 1 año viviendo y viajando por el mundo:

Copyright © 2023 | Transforma Tu Viaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *